Alergias: causas, síntomas, tratamiento, diagnóstico y cuándo llamar al médico

¿Qué es una alergia?

La alergia es una reacción patológica del sistema inmunitario causada por el aumento de la sensibilidad a determinadas sustancias: los alérgenos. Para que se desarrolle una alergia no basta con encontrar su provocador en el entorno. El organismo debe ser muy sensible a este provocador, que será entonces el alérgeno: alimentos, pelos de animales, polvo, flores y más.

Al entrar en contacto con un alérgeno, el organismo produce anticuerpos especiales (IgE). Se encuentran en la superficie de las células inflamatorias, que a su vez se encuentran en las mucosas de las vías respiratorias y en la sangre. Cuando el alérgeno y los anticuerpos se encuentran de nuevo, se produce una reacción. Provoca goteo nasal, congestión nasal, estornudos, tos, ojos rojos y problemas respiratorios. Las alergias pueden producirse en pocos minutos, o pueden durar días o semanas.

Los alérgenos pueden entrar en el cuerpo desde el exterior y se denominan exoalérgenos. Los producidos por el propio organismo se denominan endoalérgenos o alérgenos autoinmunes.

Las estadísticas muestran que casi el 90% de la población mundial ha tenido una reacción alérgica al menos una vez en su vida.

Causas de las alergias

La medicina moderna es incapaz de establecer claramente las causas de las alergias. Sin embargo, lo que es seguro es que las causas son hereditarias. Si ambos padres son alérgicos, es muy probable que el niño nazca con tendencias alérgicas. Si sólo uno de los padres tiene problemas, las posibilidades de dar a luz a un niño alérgico se reducen al 30%.

Hay factores que sirven de desencadenantes para la aparición de una reacción alérgica:

  • Una situación medioambiental desfavorable en la zona donde vives; 
  • Situaciones de estrés frecuentes; 
  • Uso excesivo e incontrolado de medicamentos; 
  • Niveles elevados de alérgenos en el hogar, como alfombras, colectores de polvo, juguetes blandos, plantas con flores o animales; 
  • Dieta irregular e insostenible; 
  • Desnutrición de la madre durante el embarazo; 
  • Transferencia temprana del bebé a la alimentación artificial; 
  • Enfermedades parasitarias;
  • Trabajar en un lugar de trabajo peligroso.

Cuándo llamar al médico

Si se produce una reacción alérgica por primera vez, es importante buscar atención médica. Un tratamiento adecuado, basado en el historial médico del paciente, ayudará a controlar eficazmente los síntomas.

También es necesario consultar al médico si el ataque de alergia se produce en niños. En este caso está estrictamente prohibido automedicarse y determinar la dosis de la medicación, ya que los medicamentos de venta libre, seleccionados según las recomendaciones de otra persona, pueden dañar al niño, y el tratamiento en el futuro será más difícil. Además, el alergólogo le aconsejará sobre su dieta, le dirá qué productos tienen altas propiedades alergénicas, así como sobre la organización posterior de su vida cotidiana para descartar una segunda reacción.

Las alergias durante el embarazo también son un motivo para acudir al médico. Las mujeres embarazadas no pueden tomar antihistamínicos para no perjudicar al feto, por lo que sólo su médico le indicará cómo tratar sus alergias y evitarlas en el futuro.

Cuándo llamar a una ambulancia

Se debe llamar a una ambulancia si la reacción alérgica es muy grave y pone en peligro la vida.

Síntomas que requieren atención médica inmediata:

  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Escalofríos, sudoración profusa.
  • Disminución rápida de la presión arterial.
  • Piel pálida.
  • Confusión de pensamientos.
  • Hinchazón severa de la cara o la garganta.
  • Pérdida de conocimiento